Cuando el frío desciende a la tierra inundando las frentes de invierno, se reflejan las almas marchitas a través de los pálidos cuerpos. Y hay un algo de pena insondable en los ojos sin lumbre del cielo; las largas miradas se pierden en la nada sin fe de los sueños. Juan Ramón Jiménez, Las tardes de enero (via hachedesilencio)

(Fuente: hastalaraiz, vía hachedesilencio)

1 126 notas
Y las lágrimas empezaron a saber dulces a su lado. (via hachedesilencio)

(Fuente: bellotanegra, vía hachedesilencio)

1 782 notas
Por eso nos gustan las historias. Nos ofrecen la claridad y la sencillez de la que carece nuestra vida real. El nombre del viento (via hachedesilencio)

(Fuente: ambrossius, vía hachedesilencio)

2 251 notas